Ray Ban Kopen Breda

«Outrageous» sali en 1968, promocionado con el slogan «conozcan al animal definitivo: Kim Fowley», aprovechando a lanzar el tema «Animal Man» que daba inicio al disco. En este y otro tema se escuchan risas y org gemidos femeninos. Fowley canta y grita como un psic enajenado a punto de sodomizar a su victima.

El otro día en cable vi a un bobina, ese que tocaba en Poison, que hace un programa donde consigue novia, todas bailarinas de cao, y Pomelo está más cerca de ese pelotudo, entendés? Pomelo está más cercano a eso porque eso también es un ícono dentro del rock, dentro del circo del rock y de su parte más trivial». Pero Capusotto habla de «decodificar otra cosa». Germen nostálgico mediante, lo decodificable tiene que ver con referencias setentosas y con lo que a él le gusta.

The videos have certainly gotten a little more flashy since they debuted 3 years ago, but the idea is essentially still the same simple formula: blender + common object (that you wouldn’t normally put in a blender) = viral video hit. Why have these videos worked so well and had so much staying power? In no small part, it is because Blendtec has clearly had a lot of fun with their products. Stodgy sales pitches don’t work on the web, but goofy, wacky, and unexpected almost always does.

Ello conllev a una p paulatina de la est Comenz a construirse feo y mon pero indiscutiblemente bien hecho. Lo terrible es que con el tiempo dej de ser as Entonces, ni bonito ni bueno. La conclusi que yo saco de esto es que la belleza no es prescindible ni postergable.

Kelvin: So, in my picture there are three men. They holding water guns and shooting at each other. And they are laughing and I think they very excited about this. Tras mucho pensar y cambiar de opinión, decidimos subir al Top Of The Rock y al One World Trade Center, dejando a un lado el Empire State, habiendo leído que el mejor es el TOR, que el OWTC también está muy conseguido, y que en el ESB había demasiadas colas y no queríamos perder mucho tiempo en éstas, sabiendo que ya íbamos a hacer demasiadas en muchos sitios. Compramos las entradas el día antes en base a la previsión del tiempo, en las páginas web propias de cada lugar, eligiendo las horas; el OWTC de día por la maana (20$ más barato con un código de descuento que encontré por ahí), y el TOR a las 14:45 h (justo 5 minutos antes de que cobraran suplemento de 10 $ por ser el sunset (atardecer), teniendo pensando quedarnos arriba hasta que anocheciera. Aquí aprovecho para comentar el tema de las tarjetas turísticas, haciendo varios esquemas de todas las existentes, decidimos no coger ninguna porque nuestra intención sólo era subir a estos dos miradores, y entrar al Museo del 11 S, cosa que finalmente tuvimos que descartar por falta de tiempo.

Tienes que estar conectado para dejar un comentario.